El diseñador Marcin Wichary nos muestra a través de este hilo de Twitter el nivel de atención al detalle al que están acostumbrados los japoneses.